Informe: colorantes alimentarios relacionados con el cáncer


infowars.com / QMI Agency
18 de julio 2010

Muchos colorantes alimentarios artificiales que dan color a cereales para el desayuno y  helados deberían estar prohibidos porque  plantean serios riesgos de provocar cáncer, según dice un informe del Centro de la Ciencia para el Interés Público.

“Estos productos químicos sintéticos para nada mejoran la calidad nutricional o la seguridad de los alimentos, desencadenando problemas de conducta en niños y, posiblemente,  cáncer a alguien”, dijo el director ejecutivo del CSPI, Michael F. Jacobson, co-autor del informe, Colorantes en los alimentos: Un arco iris de Riesgos. “ (zass7: descargar “Colorantes en los alimentos: Un arco iris de Riesgos” en PDF aquí )

Fabricantes de todo el mundo usan cada año cerca de siete millones de kilos de colorantes artificiales en  alimentos preparados como galletas, dulces, refrescos y helados.

Los tres colorantes alimentarios más utilizados rojo 40, amarillo 5 y  amarillo 6 se sabe que están contaminados con agentes cancerígenos, dijo la organización sanitaria de vigilancia con sede en Washington.

Pruebas sugieren, pero no prueban, que otros tintes como,   Azul 1, Azul 2, Verde 3 y Rojo 40, causa cáncer en animales, dijo la CSPI en su informe.

La Food and Drug Administration de Estados Unidos ya reconoce como un carcinógeno el colorante Rojo 3, pero la administración  de Ronald Reagan impidió su prohibición, como requeria la ley de EE.UU. en el caso de cualquier aditivo alimentario pueda producir cáncer.

Cerca de 100.000 kg de colorante rojo 3 se utilizan cada año en todo el mundo en la elaboración de alimentos.

A partir del martes, los fabricantes europeos de alimentos tendrá que añadir una advertencia en el empaque del producto si el producto contiene uno de los seis colores artificiales relacionados con el cáncer y otros problemas de salud.

A partir del martes, los fabricantes europeos de alimentos tendrá que añadir una advertencia en el embalaje del producto de que “puede tener un efecto adverso sobre la actividad y la atención en los niños” si contiene uno de los seis colores artificiales. Los colores, los mismos que los  identificados en los Estados Unidos  por el estudio de CSPI, fueron descubiertos en un estudio de 2008 en la Universidad de Southampton en Gran Bretaña donde afectaba a la conducta de los niños.

Los  colores, conocidos por  Southampton Seis, son: amarillo anaranjado (E110), amarillo quinoleína (E104), carmoisine (E122), rojo allura (E129), Ponceau 4R (E124) y la tartrazina (E102).

Publicado el julio 20, 2010 en 1, contaminacion, Salud y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Toda la verdad sobre el sida,impactante documental.

  2. Es dificil imaginar como los humanos seremos capaces de parar esta carrera suicida que envenena a la tierra y en consecuencia a nosotros mismos.
    Las personas estamos tan habituadas a los colorantes y saborizantes artificiales, que sacarlos de nuestros alimentos va a requerir un verdadero cambio cultural.

  3. muy bueno el articulo. queria enviarte por mail pero no se cual es, datos sobre la leche de vaca lo mala que es para la salud, seria bueno que hagas un articulo y la ivestigues un poco, aqui te mando unos link, siempre te sigo.

    El efecto de los lácteos para la salud, son 4 partes:

    http://www.comefrutasyverduras.com.mx/alimentacion/dieta-crudivegana/186-efecto-de-los-lacteos-1

    http://www.google.com.ar/search?hl=es&ei=yCVOTIqUIM_hnQfnoaXYCw&q=El+efecto+de+los+l%C3%A1cteos+para+la+salud&start=30&sa=N

    http://www.mujeresholisticas.com/art55.1.html

  4. Comer fiambres en exceso aumenta el riesgo de sufrir cáncer de vejiga.
    Esto se debe a los conservantes utilizados para preservar la carne, según revela un estudio que fue publicado en la revista especializada Journal Cancer.
    El consumo habitual de fiambres y embutidos puede incrementar el riesgo de sufrir cáncer de vegija debido a los conservantes utilizados para preservar la carne. Así lo revela un estudio que fue publicado en la revista especializada Journal Cancer.

    El equipo de científicos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, dirigido por la doctora Amanda Cross, evaluó los nitratos, nitritos y otros componentes encontrados en la carne roja (los conservantes utilizados en el proceso de cocción y procesamiento para preservar y realzar el color y sabor de fiambres y embutidos) en una población de 300.933 hombres y mujeres, con edades comprendidas entre los 50 y 71 años.

    Durante los 8 años que duró la investigación, 854 personas fueron diagnosticadas con cáncer de vejiga (720 hombres y 134 mujeres). El estudio concluyó, además, que las personas cuyas dietas eran altas en conservantes tenían entre un 28% y un 29% más de posibilidades de desarrollar un cáncer de vejiga que aquellos que consumieron menos cantidades de esos componentes.

    En cuanto al patrón de consumo de las personas que participaron en el estudio, los investigadores señalaron que los más jóvenes son los que más carne roja consumían. Y que, en general, estos individuos tenían un nivel de educación bajo, consumían menos frutas, verduras y alimentos con vitamina C y E y eran más propensos a fumar.

    “Nuestros hallazgos resaltan la importancia de estudiar los compuestos relacionados con la carne para comprender mejor su vinculación con el riesgo de cáncer”, dijo Cross.

    Y agregó: “Se carecen de datos epidemiológicos completos para analizar esta relación. Por eso, nuestros resultados deben ser objeto de seguimiento en otros estudios prospectivos”.

    Para el jefe de Oncología del Hospital Británico, Carlos Silva, este reciente estudio “corrobora la causa epigenética que tiene la gran mayoría de los cánceres, es decir, se desarrollan porque en el organismo existe una alteración genética que dispara un factor del entorno, en este caso el consumo de fiambres”.

    “Este tipo de estudios llevan muchos años de investigación para poder confirmar la vinculación entre cáncer y agentes externos. En esa línea, un buen ejemplo es el estudio de las radiaciones producidas en Chernobyl y su relación con los casos de cáncer de tiroides”, destacó Silva al diario porteño Clarín.

    El cáncer de vejiga se detecta a través de la citología urinaria y de la técnica de cistoscopía, que consiste en la visión directa de la vejiga a través de una fibra óptica. Actualmente se están estudiando otros métodos no invasivos.

    “La gente debe concentrarse en la prevención: no abusar de estos productos e incorporar frutas y verduras que contengan fibra, porque de esa manera el intestino funciona mejor y se disminuye el tiempo de contacto de los nitratos y nitritos en los órganos”.

  5. marco meneses

    alguien tiene remota idea de ¿quien es el autor?

  6. el peor colorante es el rojo que hizo y esta haciendo tanto daño en vzla

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 589 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: