Tras los pasos de la Tierra del Hielo


Éste es el juego: España debe unos 4 PIBs a sus acreedores. Uno a sus propios ahorradores. Otro, lo debe el Estado. Y dos, los deben los bancos. Todo el teatro partitocrático de peleas y denuncias entre socialistas y populares, que veis cada día en los medios, sirve para ocultar tras el humo de los petardos falleros el plan que tienen ya establecido, que es que cada español con trabajo (unos 18 millones de personas) devuelva 225.000 euros de vellón(1), de una manera o de otra. Como “nuestros” acreedores no quieren esperar, pretenden que empecemos a pagar cuanto antes. En un máximo de 15 años. ¡Ah! Y como hacen falta muchos intermediarios para la cesiones de crédito de unos a otros, y el riesgo-país de España es la leche ya, pretenden que les devolvamos su dinero con un interés alto, del orden del 10%, más que probablemente. Eso significa que cada español con trabajo deberá apoquinar cada año unos 28.000 euros(2), desde 2011 hasta 2026. No es broma.

La deuda, nos dicen, habrá que redimirla de un modo o de otro, que para eso “hemos vivido todos por encima de nuestras posibilidades esta última década”(3). La baja del monto total por apropiaciones de bienes públicos, como edificios, aeropuertos y autopistas, no hará bajar demasiado la deuda, porque se tratará de estafas organizadas para adjudicar chollos a los amigos. Así son las cosas, si queremos que el BCE y el FMI nos ayuden a “salir de la crisis” que ellos mismos nos han fabricado, prestando sin ton ni son a la banda de chorizos que nos gobiernan, bien directamente, desde nuestros multi-parlamentos, del senado y de todos los concejos municipales; o indirectamente, desde los consejos de administración de los grandes bancos españoles, de las grandes empresas nacionales y multinacionales, y de las altas instituciones financieras del Sanedrín.

Ahora bien. Preguntémonos por qué tenemos que pagar los españoles esa barbaridad. La respuesta es clara: porque la banca ha gestionado mal nuestros depósitos, que son los ahorros de todos; porque ha pedido prestado a los ahorradores extranjeros para seguir metiendo dinero en el negocio del ladrillo sin control; y porque la casta política de salteadores de caminos con corbata y terno de Armani que nos desgobierna ha malversado fondos en gastos irresponsables y en corrupciones hasta dejarnos arruinados a todos los españoles para siempre jamás.

Bien, ahora viene lo gordo del asunto, lo que os va a dejar de piedra: y es que no pasa nada, amigos. La respuesta al problema que tiene la pobre España, con todos sus españoles dentro, es clara: hay que preguntar sobre el asunto de ese gasto extraordinario, que tanto va a joder las economías familiares, al propio pueblo español. Por lo tanto, debe organizarse un referéndum que pregunte lo siguiente:

“¿Está usted dispuesto a devolver la deuda externa española de los bancos, de las grandes empresas y del Estado, pagando en los próximos 15 años 28.000 euros anuales de media, para que nada cambie?”

Avanzo el resultado: Un 93% de los llamados a las urnas contestará con un rotundo NO, tenga ello las consecuencias que tenga; o sea, aunque la Merkel diga que los españoles somos unos informales. Y dirán no porque les iba a resultar imposible devolver ese pastón y porque es injusto (es decir, ajeno a Derecho). Los síes en las urnas llevarán los nombres y apellidos de los políticos en ejercicio, de los grandes empresarios y de los banqueros. Tras ese no en las urnas, la solución obvia, inmediata y urgente es: “Son los políticos malversadores, corruptos, y los banqueros delincuentes los responsables de la existencia de esa deuda, pues ellos mismos han contraído, y deben devolverla ellos, porque es SU DEUDA Y SU PROBLEMA”. Y se procederá a detenerlos a todos y a encarcelarlos —u ordenar su busca y captura por la Interpol— a espera de juicio por delitos económicos y de alta traición a España, empezando por el Rey, siguiendo por Botín y acabando con el último concejal de urbanismo de cualquier ayuntamiento. Difícil tarea, porque tras el referéndum saldrán todos a escape por las fronteras españolas, después de transferir todo el dinero que puedan a algún paraíso fiscal. Por supuesto, ello significa que el FMI no nos ayudará ni con un solo euro más y que el BCE nos expulsará del “exclusivo club” de la moneda única. Pero eso a todos nos la traerá al fresco, dada la alternativa, que es la de esclavizarnos para siempre.

Inmediatamente después del referéndum y de las detenciones masivas, los españoles —comprendiendo que la causa de sus desgracias son de los excesos que consiente el sistema político de poder único de los partidos sometidos a la banca y a la corrupción que contempla nuestra elástica Constitución de 1978— iniciarán un proceso constituyente en el que no se consentirá la participación de ningún político en ejercicio o con carné de ningún partido político. Por ejemplo, sorteando las plazas de vocales constituyentes —unos 50 miembr2os— entre todos los voluntarios que se presenten libremente a tal efecto, avalados por sus currículos intachables y por un cierto número de firmas. Antes, claro, nuestro Congreso Provisional:

—suspenderá todas las leyes aberrantes que protegen sólo los intereses oligocráticos, como la Hipotecaria, de modo que la dación del inmueble hipotecado cancele la deuda impagada completamente; o la ley que protege los grandes patrimonios mediante las SICAV;

—y nacionalizará la banca entera (incluyendo las cajas de ahorros usurpadas por los partidos a sus legítimos dueños, que son los impositores), pues su caída en Bolsa será espectacular. ¿Imagináis el valor del Banco de Santander, con el consorte Marqués de O’Shea, don Emilio, entre rejas o en paradero desconocido?

¿Quién me llamará ahora mismo soñador por lo que sugiero y exijo? ¿Quién dirá que pido imposibles? El que lo haga no será más que un canalla o, como poco, un desinformado. Porque esto que os cuento, aunque nunca lo mencionen los obedientes medios informativos españoles, ya ha sucedido, palabra por palabra, en un país no del norte de África o del Próximo Oriente, sino bien occidental. Se llama Islandia, pésima traducción al español de su verdadero nombre, Íssland, o Tierra de Hielo.

NOTAS: (1) En rigor, sólo la cuarta parte es Deuda Pública del Estado. Ésa no hay quien nos la quite, 55.000 euros por barba trabajadora, con una cuota de 7.000 euros/año durante 15 años. Pero la verdad es que, tras nacionalizar la banca (como se verá luego), también deberemos apoquinar con la deuda de ésta, así como con la de las empresas públicas o semipúblicas. En definitiva: lo que decimos. No es que vayáis a pagar un préstamo. Pero sí pagaréis en subidas de impuestos, en tarifas, en precios públicos y en pérdida de servicios sociales (todo eso ya se está viendo). ¿Quién se joderá al final, sino el ciudadano trabajador español?

(2) Aunque el tipo fuera sólo del 3%, cosa que no se cree nadie de los usureros que dominan el mundo, la cuota anual sería de 18.250 euros. Impagable, ¿eh?

(3) Los que han vivido muy por encima de sus posibilidades son los dos que se arrullan en la foto y el resto de los miembros de su piara.

Autor: MESS

Fuente: Ácratas

Publicado el febrero 14, 2011 en Crisis económica mundial y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. y yo pregunto dentro de mi ignorancia que es muy grande, viendo lo que esta pasando en la actualidad en el mundo arabe con la revolucion, que segun la falsimedia de la television ha sido una revuelta pacifica, viendo lo que hay en nuestro pais no nos podriamos organizar de algun modo para hacer presion?
    acaso nosotros no tenemos los suficientes huevos (con perdon)de poder hacer frente yo por mi parte a nivel personal no se lo que hacer
    y al igual que yo hay gente, sobretodo joven por desgracia, que queremos el cambio pero nos vemos redimidos por el ogro de las legislaciones, acuerdos, pactos, impuestos, inflaccion…
    son muchas voces pero sin fuerza algun dia alguien, quizas tu o yo nos levantemos y no querremos volver a caer y ese dia seremos legion y un pueblo junto, hacia el futuro
    todo es muy bonito en palabras pero yo voy a empezar con los hechos
    estoy cansado del suelo

  2. Lo de los paises arabes ha sido una pamtomima para que todo siga igual, podria denominarse alzamiento nunca revolucion, en definitiva un quitate tu pa ponerme yo, los mass mierda quieren eso en caso de alzamiento.

  3. Estoy totalmente de acuerdo. Seria plausible pedir responsabilidades, a todos los niveles, y que los gestores, tanto politicos, como financieros, se hagan cargo de las deudas contraidas. Habria que modelar la ley de Responsabilidad Civil, de Administradores de Sociedades Públicas y Privadas, dándoles caracter penal, como asimismo, a los integrantes políticos de los Consejos de Administración de las Cajas, que han intentado maquillar las cuentas, con las subvenciones, que les dieron el año pasado.Al final el ratio de solvencia, ha ido parejo con la recapitalización, ( que no fusión) con cargo a los fondos de rescate recibidos. ¿ Por queé vienen diciendo ahora, que las Cajas, están por encima de los mínimos exigidos, cuando su recapitalización, se ha hecho, con fondos del Estado?. Otro maquillaje más, de los muchos, que hemos tenido que soportar, aparte del primero de ellos, que fué, el “Decreto de las Medidas Urgentes y Financieras”, para valoracion de los activos inmobiliarios sin vender, que pasaron al ACTIVO, de los balances de los bancos. Pura filfa matemática, vamos. Y todo para ocultar las pérdidas millonarias.

  4. y no se puede hacer nada?

  5. Respondiendo a sinnombre”: Este pais es puro cachondeo. Ahora resulta que aquellas entidades financieras, que no cubran el minimo legal de capitalización, seran intervenidas, por el Estado. Con lo cual entramos en contubernio, entre el Gobierno del PSOE, que intervenia en los órganos de gobiernos de las Cajas,( las que han sufrido, los quebrantos, por concesion, de créditos, sin garantia) para dar paso a los créditos de FROP, (creditos para el rescate ) que intervendrá, en aquellas entidades, de las CC.AA. en las que “solamente”, gobernaba el Partido Popular. De ello, se ha librado, “bankia”, de Rodrigo Rato, y de todos aquellos, que han hecho pactos de gobierno, de cara a las próximas elecciones. Y todo ello, mandando a la mierda, a los interventores del Banco de España, que hizo, que sus informes, se metieran en el “cajón de los olvidos, de los pasos perdidos” de la Comisión de Control, al Gobierno. Así están las cosas, en este pais. Y todos tan felices. Aqui, nunca pasa nada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: