Appletopia – La hora de invertir en crear países


Por Julián Díez

Alguien que tuvo la visión de fundar Paypal y ser el primer inversor externo de Facebook no parece como para ser tomado a broma. Sin embargo, el próximo consejo de Peter Thiel suena difícil de digerir: “Es el momento de invertir en crear países”. Y para predicar con el ejemplo, le ha entregado un millón de euros al Seasteading Institute, organismo creado por un nieto de Milton Friedman, Patri, con el objetivo de crear una suerte de estado marino con principios de neoliberalismo extremo.

Entre los principios que Thiel y el joven Friedman quieren introducir en su estado se incluyen la abolición del salario mínimo, la reducción de los impuestos hasta donde sea posible, la inexistencia de cualquier tipo de seguridad social o la eliminación de casi cualquier límite al uso de armamento individual. Todo un manual de libertarismo estadounidense, que, según considera Thiel, podría botar su primera plataforma el próximo año y alcanzaría los diez millones de habitantes para 2050. “No me importa que haya quien no crea este proyecto posible, es mejor que no nos hagan caso. Y para cuando nos quieran parar, será tarde”, afirmó Thiel a una revista estadounidense al poco de anunciar su contribución.

El Seasteading Institute convocó un concurso de diseño para las plataformas sobre las que se ubicará el futuro estado. El modelo ganador se compone de estructuras móviles de 12.000 toneladas, cada una con capacidad para 270 habitantes, que se acoplarían a medida que llegara nueva población. Inicialmente, estará en aguas internacionales -a partir de las 200 millas-, frente a la costa de San Francisco.

La idea es que los altos salarios, sin ningún tipo de retención, atraerán a profesionales de primer nivel de sectores como la informática o la bioingeniería, que volverían a sus países de origen con el dinero ganado cuando no pudieran mantener el mismo nivel productivo y se convirtieran en una “carga social”. Según The New York Daily News, Friedman maneja el nombre de Appletopia para su proyecto, y espera conseguir el reconocimiento de Naciones Unidas antes del final de la década.

La idea de crear micropaíses que no se sujeten a la legislación vigente no es nueva, y durante un tiempo estuvo ligada a la idea de construir arcologías: gigantescos edificios autosuficientes que fueron propuestos inicialmente por Paolo Soleri, arquitecto que, por cierto, ha presentado ahora proyectos para el Seasteading Institute.

El caso de Sealand

En cuanto a la posibilidad de independizar porciones de mar, también tiene bastantes precedentes, aunque no exitosos. El más conocido es Sealand, una plataforma situada enfrente de la costa de Suffolk (Inglaterra), construida para vigilar un posible ataque alemán a Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial. Años después de ser abandonada, en 1967, el disc-jockey Paddy Roy Bates ocupó el lugar para emitir desde allí con su radio pirata. Meses después se proclamó príncipe.

Ninguna nación ha reconocido jamás Sealand, aunque sus pasaportes se usaron de manera frecuente en los años noventa e incluso uno de ellos fue empleado por los asesinos de Gianni Versace. En 2007 fue puesto a la venta por una inmobiliaria valenciana por 750 millones de euros, sin comprador conocido, aunque las últimas noticias son que podría instalarse allí un casino online.

La fiebre de los miniestados marinos

La República de Minerva fue un primer intento de crear un estado libertario en unos atolones del Pacífico, financiado por el millonario de Las Vegas Michael Oliver. Fue desmantelado en 1972 por tropas de la cercana Tonga.

El Reino Gay de las Islas de Coral es uno de los incontables micropaíses creados en Australia. Tuvo algo de actividad entre 2004 y 2007. Su himno nacional era I Am What I Am, de Gloria Gaynor.

El Reino de Talossa, creado por un adolescente estadounidense en 1979, mantiene una activa comunidad en internet pese a no tener territorio. Recientemente sufrió la escisión de la República de Talossa.

La Operación Atlantis pretendió anclar un barco ante las Bahamas y mantenerlo como estado independiente, pero le hundió un huracán.

Fuente: Cincodias.com

Publicado el agosto 25, 2011 en 1 y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Menudo elemento el Peter Thiel este. Espero que no tenga ningún éxito pues sería para echarse a temblar (más aún).
    Le deseo que se arruine, se convierta en una “carga social” y pase hambre.

  2. “Si no puedes dominar el mundo,tal cual, haz uno, a tu medida”.
    En realidad, es la vieja aspiración, de que el poder catpitalista, pueda ser un remedo, de la época feudal, para poder manejar a su antojo, la producción, y quedar libre dede cualquie atadura del Estado Social de Derecho, que se sufraga con nuestros impuestos. ¿ es esto un adelanto, o retroceso
    ?. Debemos de partir de la base, que para conseguir semejante status”, hay que se primero “capitalista”, es decir, no se puede fundar sobre, “la nada”, y por lo tanto, con semejante premisa, ese “Estado Liberal a ultranza”, precisa esclavos, y no competidores, del capital. ¿ Quien puede crecer, en ese “estado”?. Pues nadie puede hacerlo. Es el reino de la utopia imaginaria capitalista, de que todo el mundo puede acceder a la riqueza, excluyendo mecanismos de reparto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: