Roundup de Monsanto contamina aguas subterráneas (también en Cataluña)


Un estudio pionero publicado en Annals of Bioanalytical Chemistry el mes pasado, los investigadores encontraron que el glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup, está presente en las aguas subterráneas en las zonas donde se aplica.

Monsanto y su dañino Roundup, también en las aguas subterráneas de Cataluña.

Los investigadores descubrieron que el 41 por ciento de las 140 muestras tomadas de aguas subterráneas en Cataluña tenían niveles elevados de este herbicida, lo que indica que contrariamente a lo que afirma el fabricante, este herbicida no se descompone tan rápidamente como dice y se va acumulando en el medio ambiente.

¿Por qué esta contaminación de las aguas subterráneas es un importante hallazgo?
El agua subterránea situada por debajo de la superficie terrestre, suministra a los acuíferos, pozos y manantiales. Si un producto químico como el glifosato puede penetrar en las aguas subterráneas eso quiere decir que es resistente a la biodegradación ( después de todo, está siendo utilizado para matar a algunos seres vivos), siendo inevitable una exposición ambiental significativa para el ser humano.

Tenga en cuenta que el glifosato es considerado por la EPA ( Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos) como una sustancia tóxica de Clase III, mortal para un adulto con una dosis de sólo 30 gramos., y está relacionado con más de 20 efectos adversos para la salud según está recogido en la revisión por pares de la literatura biomédica.

Este estudio sobre la contaminación de las aguas subterráneas se suma a otro publicado en marzo por la revista Environmental Toxicology and Chemistry, en donde los investigadores encontraron esta sustancia química entre el 60 al 100 por ciento de las muestras de aire y de lluvia recogidas, lo que indica que estamos expuestos al glifosato y presente en casi todas partes. Cuando simplemente por respirar somos susceptibles de una exposición al glifosato, entonces podemos estar seguros de que se trata de un problema sin precedentes.

¿Quiénes son los responsables de la contaminación de las aguas subterráneas?
Monsanto es una empresa multinacional de biotecnología agrícola, que actualmente domina el mercado mundial de las semillas genéticamente modificadas, con una cuota de mercado del 90 por ciento, solamente en los Estados Unidos.

También es el mayor productor mundial del herbicida glifosato, comercializado bajo la marca de Roundup, aunque existen otras marcas comerciales. Si va a consumir maíz o soja, o cualquiera de los diez mil subproductos que se obtienen de ellos, y no tiene el certificado de producto ecológico, se va a encontrar con Monsanto por doble vía: con alimentos modificados genéticamente, los transgénicos, y por otro lado va a estar expuesto a sustancias químicas como el glifosato, ya que todos los alimentos diseñados por Ingeniería Genética por parte de esta empresa, han recibido grandes cantidades de glifosato, y por lo tanto, están presentes en su composición.

¿Es este herbicida de Monsanto el nuevo Agente Naranja?
El herbicida Roundup no es el primer herbicida sistémico fabricado por Monsanto. La firma estuvo fabricando el herbicida Agente Naranja, un defoliante, entre 1965 a 1969, siendo utilizado en Vietnam y afectando a la salud de 400.000 personas y de 500.000 niños, que nacieron con defectos congénitos.

La devastación causada por el Agente Naranja estuvo oculta durante muchos años. Y quizás el herbicida Roundup, que tiene como principal ingrediente activo el glifosato, puede causar similar devastación tanto para la salud humana y para el ambiente, manteniendo los ojos cerrados nuestras agencias reguladoras.

Daños a la salud


El glifosato es un disruptor endocrino. Pequeñas cantidades son capaces de afectar a las secreciones hormonales y a los receptores celulares y de señalización. Diversas investigaciones publicadas en The National Library of Medicine señalan 17 reacciones adversas, incluyendo carcinogenicidad, genotoxicidad, neurotoxicidad, hepatotoxicidad y nefrotoxicidad.

Pero lo más preocupante, y que hace que se pueda comprar con el Agente Naranja, son sus propiedades teratogénicas, es decir, su capacidad de causar malformaciones en el feto.

Ya desde 2004 se presentaron pruebas que mostraban los efectos perturbadores en el sistema endocrino y su embriotoxicidad, lo que indica que puede contribuir a producir defectos de nacimiento y un desarrollo fetal anormal.

Ahora que el glifosato se ha encontrado en la mayoría de muestras de aire y agua de lluvia, es probable que esté contaminando los pozos, manantiales y acuíferos, con una exposición no sólo probable sino inevitable.

Comer, respirar, beber….


El principio de precaución, que casi nunca se emplea, dice que si una empresa obtiene un nuevo producto químico como el glifosato, y pretende usarlo comercialmente, tendría que demostrar primero su seguridad para los seres humanos antes de ser liberado al ambiente.

Las investigaciones realizadas en animales muestran claramente que el glifosato es perjudicial, y una prueba más son la gran cantidad de personas que están siendo perjudicadas en su salud por este herbicida.

Monsanto debiera probar la seguridad del mismo en los seres humanos, pero es dudoso que algún día lo haga. Ya hay bastantes investigaciones que prueban el daño producido en animales y no sería ético realizar estudios en personas.

De ahí que se deba aplicar el principio de precaución, necesario para proteger nuestra salud. De este modo no comeríamos, respiraríamos ni beberíamos glifosato hoy en día. En cambio, las empresas químicas utilizan la experimentación animal para determinar qué dosis produce una daño aceptable, y se extrapola y se aplica a la normativa de riesgo toxicológico.

¿ Se tardará mucho tiempo en determinar una exposición acumulativa aceptable, y el origen de misteriosos abortos involuntarios, defectos de nacimiento y graves problemas de desarrollo? ¿O por el contrario hay que seguir escuchando la cantilena de Monsanto, sus investigaciones y a las agencias gubernamentales de regulación, que tienen en nómina a empleados de aquella.

Fuente: Ecocosas.com

VER EL DOCUMENTAL “EL MUNDO SEGÚN MONSANTO” EN EL SIGUIENTE ENLACE

https://chemtrailsevilla.wordpress.com/2011/08/04/el-mundo-segun-monsanto-documental/

Publicado el diciembre 19, 2011 en contaminacion, Salud y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Ya existen muchas, pero muchas investigaciones que asocian los herbicidas a la mayoría de los cánceres que sufrimos, puesto que provocan mutaciones tanto en las celulas como en la cadena de adn, más aún, el último estudio va mas allá asegurando que el Alzheimer, uno de los mayores males de nuestro tiempo es producido tambien por la intoxicación de nuestro higado con herbicidas y pesticidas, llegan allí a través de nuestros alimentos, básicamente vegetales y animales (que comen ésos vegetales), haciendo que el higado produzca unas ‘plaquetas’ negras, éstas plaquetas que son imposibles de absorver por nuestro higado son ‘lanzadas’ a través del torrente sanguíneo desde el higado a nuestro cerebro, obstaculizando, a través de su acumulación, los canales neuronales a través de los cuales el cerebro ‘localiza’ y ‘extrae’ la información de la memoria permanente. Así és como se forma la enfermedad del alzheimer. Nos están envenenando!! porque según los grandes poderes: sobramos la mitad. 1saludo.

  2. Estoy totalmente de acuerdo con Guillermo, (mi tocayo) asi que tenemos que ponernos ,manos a la obra. Confiemos que este Gobierno, y en especial el Sr. Arias Cañete, o la titular de Fomento, Ana Pastor, o cualquiera que esté relacionado con el medio ambiente, pueda tomas cartas en el asunto, en este espinoso asunto, de la mayor trascendenecia. Debemos desenmascarar a los culpables, (no unicamente Monsanto) que con su contubernio a cuestas de la verdad silenciada, están haciendio pingüës negocios, jugando con la vida de los demas.
    (vease, “Atentado contra la Vida”, el comentario relacionado con la eugenesia). La politica llevada desde hace muchos años, de regular la poblacion de la Humanidad, por diferentes medios, tiene aquí, su máximo exponente, puesto que es un daño letal a largo plazo. Quizás pequemos de ingenuos, pero la acción popular debe ser determinante en estos asuntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: