Vagabundos: limpiadores nucleares


En Sendai, Japón, cientos de indigentes pasan la noche a la intemperie o se refugian del frío en estaciones o soportales, pero sus improvisados hogares también se han convertido en un lugar de reclutamiento.

Seiji Sasa recorre la estación de tren de esta ciudad al norte de Japón antes del amanecer casi todas los días, en busca de hombres sin hogar. No es un trabajador social, sino un ‘reclutador’.

Los hombres que duermen en la estación de Sendai son considerados como trabajadores potenciales en la peligrosa labor de limpieza de la central nuclear de Fukushima. “Así es como reclutadores de mano de obra como yo trabajamos todos los días”, explica Sasa, mientras camina entre hombres que tratan de dormir entre cartones y se aferran a sus abrigos para combatir el frío de principios de invierno.

Las empresas niponas están contratando a mendigos para limpiar la zona del desastre nuclear de Fukushima, que tuvo lugar hace casi tres años. Les pagan algo más de 70 euros al día, pero ellos tienen que correr con los gastos de comida y alojamiento. A pesar del riesgo que suponen los altos niveles de radiación, son muchos los que aceptan este trabajo empujados por las necesidades de su situación de pobreza extrema.Acelerar el proceso de descontaminación

Además, el Gobierno nipón ha decidido permitir a técnicos en descontaminación nuclear pernoctar en los alrededores de la accidentada planta nuclear de Fukushima que presentan altos índices de radiación, según informó hoy la cadena pública NHK.

En condiciones normales, el acceso sólo se permite durante unas pocas horas a estas áreas, en las que pasar la noche está terminantemente prohibido.

La medida tiene como objetivo acelerar el proceso de descontaminación de estas zonas que rodean a la planta nuclear, afectada por el terremoto y el posterior tsunami del 11 de marzo de 2011.

Tras el accidente, el Gobierno creó un perímetro de seguridad de entre 10 y 20 kilómetros en torno a la central en el que se cuentan estas zonas de acceso limitado y otras donde se prohíbe totalmente la entrada porque los niveles radiactivos son demasiados altos.

Este nuevo permiso especial sólo será efectivo en áreas en las que las lecturas de niveles radiactivos no impliquen una exposición de más de 20 milisievert al año y sólo será válido para trabajadores que participen en proyectos que el Gobierno considere “especialmente indispensables” para la recuperación de los municipios.

La autoridades de las localidades afectadas y empresarios de estas zonas pidieron al Ejecutivo que autorizara esta medida debido a los atascos que se producen cada jornada en las vías de la región y ante el gran número de equipos de limpieza y de reconstrucción de infraestructuras destruidas por la catástrofe de 2011.

Los municipios deberán remitir ahora solicitudes al Gobierno para que éste evalúe qué proyectos de descontaminación son “indispensables”.

Serán las propias empresas de limpieza contratadas por los municipios las que deberán hacer un seguimiento exhaustivo de los niveles de exposición de los trabajadores que pasen la noche en estas zonas.

El accidente nuclear de Fukushima, el peor desde el de Chernóbil en 1986, mantiene a 52.000 personas desplazadas de las zonas en torno a la central que resultaron más contaminadas y ha afectado gravemente a la agricultura, la ganadería y la pesca locales.

fuente: el mundo

Publicado el diciembre 30, 2013 en contaminacion y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: