Archivo del sitio

Bajo la lupa: ¿Seré «antisemita» en verdad?

jaime390

por Alfredo Jalife-Rahme*

El poderoso lobby sionista tiene filiales en el mundo entero pero sobre todo tiene gente bien colocada. Generalmente algunos fanáticos como ellos, emanan y son reclutados de las colonias judías en diversos países. Saben usar la propaganda y desinformación para hacer valer los intereses sionistas de Israel. Nuestro colega mexicano responde a la campaña manipuladora que le están desatando.

Rebelión publicó un artículo del profesor Fernando Sánchez Cuadros en defensa del analista político Alfredo Jalife-Rahme, que sufre en la actualidad una campaña mediática de la colonia sionista mexicana (véase http://www.rebelion.org/).
Hoy es el propio Jalife-Rahme quien responde.

Lee el resto de esta entrada

Los ruso-judíos del fútbol y el petróleo

Una de las características de “ser judío” es que la prensa citará ese origen si se le nombra por un hecho positivo, es decir, que esa persona destaque por alguna razón. Es decir, Woody Allen es un “judío neoyorquino” y Daniel Barenboim, un “músico judío” (y además, argentino). Comko decía hace unos días, jamás se especificará la condición de judío si el susodicho es un asesino o un mafioso. Si alguien osa hacerlo, rápidamente se le tachará de “antisemita”.
Así, desde hace unos años, hicieron su irrupción en el fútbol europeo una serie de multimillonarios venidos de Rusia, adquiriendo clubes a golpe de talonario. ¿Ejemplos? Abramoff (dueño del Arsenal), Dimitri Piterman (primero compró el club español Rácing de Santander y más tarde, el Alavés) y, por supuesto, Boris Berezovksi, quien se ha visto involucrado en oscuros asuntos a través del club londinense, West Ham United.
Todos ellos, forman parte de la plétora de jóvenes millonarios rusos (¿o habría que decir judíos?), nacidos de la disolución de la Unión Soviética y la corrupción de la era Yeltsin. Si ninguno de ellos compartiera esta condición, se les llamaría, con propiedad, MAFIOSOS, es decir, sería MAFIOSOS RUSOS. Pero todos ellos da la casualidad que comparten su condición de judíos, por lo que, propiamente, se podría hablar de una mafia judeo-rusa en el mundo del fútbol europeo. Huelga decir que ningún medio de comunicación ha osado unir las evidencias para construir ese titular.
Como tampoco lo han hecho a la hora de unir las evidencias sobre la existencia de una trama judía alrededor del asesinato del espía Litvinenko: amigo de Abramoff, empleado de Berezovksy y chantajeador del Kremlin a través de Nevlin, ex CEO de la petrolera Yukos, dirigida por otro judío, Jodorkovsy.
Judíos para lo bueno… pero no para lo malo.
Ved también la procedencia israelita del máximo representante actual de los demócratas de Estados Unidos. Una biografía a tener en cuenta para conocer quién manda de verdad en el país que rige los destinos del Planeta.
http://www.voltairenet.org/article144353.html