Archivo del sitio

Matándonos Suavemente

Jean Kilbourne toma una nueva mirada en como la publicidad distorsiona y destruye los  ideales de la feminidad. El documental (Killing Us Softly) muestra como los nuevos anuncios en revistas y  en la televisión ponen al descubierto un patrón impresionante de  estereotipos  perjudiciales – imágenes y mensajes que  a menudo  refuerzan las percepciones poco realistas e insalubres, de la belleza, la perfección y la sexualidad.

Killing Us Softly desafía a una nueva generación de estudiantes que toman en serio la publicidad, a que piensen críticamente acerca de la cultura popular y su relación con el sexismo, los trastornos de la alimentación, y la violencia de género.

Jean Kilbourne, Ed.D. es reconocida internacionalmente por su trabajo pionero sobre la imagen de la mujer en la publicidad y por sus estudios críticos sobre el  alcohol y la publicidad del tabaco. A finales de 1960 comenzó su exploración de la relación entre la publicidad y varios problemas de salud pública, incluida la violencia contra las mujeres, los trastornos alimentarios, y la adicción, y puso en marcha un movimiento para promover la alfabetización en medios de comunicación como una forma de evitar estos problemas. Una idea radical y original en su momento, este enfoque es ahora la corriente principal y una parte integral de la mayoría de los programas de prevención. Sus películas, conferencias y apariciones en televisión han sido vistas por millones de personas en todo el mundo. Kilbourne fue nombrado por la revista The New York Times como una de las tres oradoras más populares en los campus universitarios.

José Mota expuso una vez más la falsa democracia y la corrupción política en España en el especial de Nochevieja de 2011

El especial de José Mota se centró en esta ocasión en ‘Seven’, película de David Fincher protagonizada por los conocidos actores de Hollywood Morgan Freeman y Brad Pitt.

El teniente Zapatero, a punto de jubilarse y el inspector Rajoy, que ocupará su puesto en la comisaría, se enfrentaron a un asesino en serie, cuya tarjeta de visita en cada crimen coincidía con uno de los siete pecados capitales de los españoles: la usura, el despilfarro, el enchufismo… Todos ellos fueron marcando el camino de los dos policías.

La crítica al bipartidismo de los minutos finales (ahora tú, luego vendrá otro de los míos) es uno de esos momentos que ojalá se repitiera más a menudo en la televisión pública.

Los amos del mundo

Artículo de Arturo Pérez-Reverte publicado en “El Semanal” el 15 de Noviembre de 1998.

Los amos del mundo

Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del ordenador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje como quien comenta el partido del domingo. Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan, y nunca pierden ellos, cuando pierden.

Lee el resto de esta entrada