Archivo del sitio

Sobre la recomendación de beber de 6 a 8 vasos de agua al día…

Muchos no se dan cuenta de lo importante que es este asunto. Creo firmemente que la única y la más poderosa intervención que la mayoría de los estadounidenses pueden hacer por el bien de su salud física sería dejar de tomar todo tipo de sodas y jugos, y reemplazarlos por agua pura y saludable. Este es un asunto tan importante debido al hecho de que casi el 75 por ciento de los estadounidenses tiene sobrepeso y la fuente principal de calorías proviene del azúcar de la soda. No es necesario decir que las sodas de dieta o light son incluso peores.

Lee el resto de esta entrada

Una dieta de desechos – Documental

CUATRO MILLONES DE TONELADAS DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS SE EMPLEAN EN LAS GRANJAS ESTADOUNIDENSES

Las aguas de la alcantarilla donde se han vertido restos de la industria química, de los hospitales, las aguas fecales y su materia orgánica, los productos derivados del petróleo y peligrosos virus y bacterias, forman los residuos sólidos urbanos. Una amalgama de productos tóxicos que solían acabar en las aguas fluviales o marinas, provocando enormes problemas de contaminación.

En la actualidad, la eliminación de estos desechos discurre por otro camino: las plantas purificadoras de agua. Allí, se extraen los líquidos y se dejan los materiales sólidos, que conformarán el llamado compost, utilizado como fertilizante ecológico.

Pero,  ¿qué contiene exactamente este compost? Según los expertos, está compuesto por materia orgánica y los estudios muestran la presencia de metales pesados perjudiciales para la salud y de sustancias cancerígenas como los furanos.

“Una dieta de desechos” relata como en la última décda, miles de hectáreas de tierras de labor han sido abonadas con toneladas de estos residuos altamente contaminantes. Años después, se producían muertes sospechosas, diversas enfermedades y envenenamientos por alta concentración de metales pesados, en las zonas donde se habían utilizado estos residuos sólidos como fertilizantes, que alertaron a la población y a la comunidad científica.

En la actualidad, ciudadanos de Estados Unidos, Canadá, Francia o Suiza se enfrentan a las grandes empresas productoras de estos fertilizantes y a sus propios gobiernos, quienes todavía promueven en algunos casos, su uso. Tan sólo las autoridades suizas lo han prohibido completamente.

Cortesía de Wifi TeAM

Parte 1/4

Lee el resto de esta entrada