Archivo del sitio

Vagabundos: limpiadores nucleares

En Sendai, Japón, cientos de indigentes pasan la noche a la intemperie o se refugian del frío en estaciones o soportales, pero sus improvisados hogares también se han convertido en un lugar de reclutamiento.

Seiji Sasa recorre la estación de tren de esta ciudad al norte de Japón antes del amanecer casi todas los días, en busca de hombres sin hogar. No es un trabajador social, sino un ‘reclutador’.

Los hombres que duermen en la estación de Sendai son considerados como trabajadores potenciales en la peligrosa labor de limpieza de la central nuclear de Fukushima. “Así es como reclutadores de mano de obra como yo trabajamos todos los días”, explica Sasa, mientras camina entre hombres que tratan de dormir entre cartones y se aferran a sus abrigos para combatir el frío de principios de invierno.

Las empresas niponas están contratando a mendigos para limpiar la zona del desastre nuclear de Fukushima, que tuvo lugar hace casi tres años. Les pagan algo más de 70 euros al día, pero ellos tienen que correr con los gastos de comida y alojamiento. A pesar del riesgo que suponen los altos niveles de radiación, son muchos los que aceptan este trabajo empujados por las necesidades de su situación de pobreza extrema. Lee el resto de esta entrada