LA GRIPE PORCINA, OTRA EPIDEMIA ARTIFICIAL


flu_1918

Traducción: PutinReReloaded

Fuente: http://www.whale.to

NOTA: Traducción parcial del libro “Swine Flu Expose” escrito por la Doctora Eleanora I. McBean en 1977.

Este folleto sobre los riesgos y el fraude de la Gripe Porcina es parte de un libro sobre vacunas titulado: Los médicos competentes condenan las vacunas. Ya es hora de sacar un libro extenso sobre la realidad tan largo tiempo ocultada de las vacunas. El libro intenta contrarrestar los desastrosos efectos de los vendedores de vacunas y de su propaganda engañosa.

Yo he visto cánceres crecer en los brazos de personas en el lugar exacto de la inyección. He visto parálisis y otras tragedias causadas por las vacunas. Todo esto se puede evitar perfectamente aplicando la información contenida en este folleto.

Mientras escibo estas líneas, Octubre de 1976, un grupo de médicos oportunistas se han asignado el poder dictatorial de declarar una amenaza de la Gripe Porcina, una pandemia de rápida extensión que afirman se parece o está relacionada con la epidemia de Gripe Española de 1918 que se llevó por delante a 20 millones de personas en todo el mundo. La declaración va a suponer que la gente corra aterrorizada al centro de vacunación mas próximo para que le inyecten vacunas experimentales a placer, mientras ellos mismo, sus promotores, corren hacia el banco con los beneficios. Durante el pánico de la Polio un representante de ParketDavis – una de las cinco empresas que fabricaban las vacunas – declaró que “Nuestra empresa cobrará mas de 10 millones de dólares por la vacuna Salk en 1955”. Antes de que acabasen de hacer caja ya habían estafado a la gente 4 millones con el fraude de la Salk (cer capítulo: La Polio la causan las Vacunas).

La mayoría de la gente ya había abierto los ojos durante el fiasco de la Polio así que ahora, con los mismos vendedores de venenos intentan a golpe de tambor atraer clientes para sus vacunas de gripe porcina, an sido lo suficientemente listos para ver la estafa y negarse a ser vacunados, incluso bajo la propaganda mete-miedo con eslóganes de que “la gripe porcina es contagiosa” y de que “vas a morir si no te vacunas”.

A pesar de ello, las técnicas de inducción al pánico – y quizás otras compensaciones – funcionaron con el presindente Ford. Los doctores Salk Sabin, Sencer, Mathews Cooper, etc accedieron a la oficina presidencial y salieron con 135 millones en los bolsillos para financiar su timo privado. Ford les dió el dinero como un niño, sin siquiera exigirles garantías de que la nueva vacuna no mataría a la gente – como ocurrió anteriormente – o de que el pánico que le vendieron estaba justificado.

Los médicos y la gente que vivieron la época de la epidemia de gripe española del 18 cuentan que fue la enfermedad mas terrible que el mundo ha visto. Hombre fuertes, sanos y robustos un dia estaban muertos al dia siguiente. La enfermedad tenía las caracerísticas de la Muerte Negra además de las del tifus, la difteria, la neumonía, la viruela, parálisis y todas las enfermedades contra las que habían sido vacunados. La práctica totalidad de la población fue “sembrada” con mas de una docena de enfermedades en forma de sueros tóxicos. Cuando todas esas enfermedades distribuidas por los médicos explotaron al mismo tiempo el panorama fue trágico.

La pandemia duró dos años, sostenida por medicamentos tóxicos que los médicos administraban intentando combatir los síntomas. En todos los casos que pude comprobar, la gripe mortal solo afectó a los vacunados. Los que rechazaron las vacunas escaparon a la muerte. Mi familia había rechazado las vacunas y todos nos libramos de la epidemia. Por los trabajos médicos de Graham, Trail, Tilden y otros sabíamos que no es posible contaminar a la gente con tóxicos sin causar enfermedad.

Cuando la gripe alcanzó su máximo todas las tiendas estaban cerradas al igual que las escuelas, los negocios… incluso el hospital. Los médicos y las enfermeras tanbién se vacunaban y morían de la gripe. No había nadie por la calle, igual que en una ciudad fantasma. Pareciese que nuestra familia fuese la única sin gripe, asi que mis padres iban de casa en casa haciendo todo lo que podían para cuidar a los enfermos, ya que era imposible entonces encontrar a un médico. Si los gérmenes, bacterias, virus o bacilos realmente hubiesen causado la enfermedad, tuvieron miles de ocasiones de infectar a mis padres que se pasaban tantas horas en los dormitorios de los infectados. Pero no les dio la gripe y tampoco se llevaron ningún germen a casa que nos atacase a sus hijos y nos causasen daño alguno. Nadie en la familia enfermó de gripe y era invierno y había fuertes nevadas.

Se ha dicho que la epidemia de 1918 mató a 20 millones de peronas por todo el mundo. En realidad los médicos les mataron con sus tratamientos burdos y rudimentarios a base de tóxicos y venenos. La incidencia de la enfermedad entre los soldados vacunados fue 7 veces mayor que entre la población civil sin vacunar, y sus enfermedades tenían los mismos síntomas que las enfermedades contra las que habían sido vacunados. Un soldado que volvió de Europa en 1912 me contó que los hospitales del ejército estaban atiborrados de casos de parálisis infantil y él se preguntaba por qué aquellos hombres adultos eran víctimas de una enfermedad infantil. Hoy sabemos que la parálisis es una secuela frecuente de la toxemia inducida por las vacunas. Los que permanecieron en EEUU nunca sufrieron parálisis hasta que empezó la campaña mundial de vacunación en 1918.

Publicado el junio 12, 2009 en Salud y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Recordé al leer estas líneas, un informe de hace 5 o más años atrás, de la televisora abc y su programa 20/20 (que ya no dan más por el cable de mi país, lamentablemente)sobre los soldados que habían sido vacunados para ir a Irak en 1991 y las horrendas secuelas que tuvieron luego, enfermedades neurológicas e incapacitantes.

    Algunos valientes se animaron a salir a la TV a contar su drama y el de tantos otros que no se animaban a denunciarlo, so pena de perder la pensión y su rango militar por “difamar” a la institución con esas “burdas denuncias”!!!

    ¿Será posible conseguir la información de aquella época? Pues estría muy relacionado con éste tema.

    Al parecer los vacunas fueron unos cócteles de vacunas, para que los soldados estuviesen protegidos de las “armas químicas” que el enemigo pudiera soltar contra ellos. O… ¿de las que ellos mismos iban a soltar sobre el enemigo?… mmmm…????

    Después esos “chiches” de laboratorio se “escapan sin querer” y… ¡ups! se nos “chispoteó un virus… ¡qué descuido!… sorry…

    Es alarmante y preocupante como sigan “jugando” al “científico loco”… ¡oh no, perdón, quise decir “bueno”! y nos embaracn a todos en este berenjenal de mentiras, dimes y diretes… ¿y quién lo sabe?… Lo sabe: ¡El Gran Bonete!

    Gracias Zass7 como siempre por ser partícipe de nuestras inquietudes.

    Saludos.

  1. Pingback: Wordpress Spanish the best post´s | Ater Internet: Empresa de webdesign | Criacao de sites dinamicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: